Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Tánger, puerta de entrada a Marruecos.

Tánger se encuentra a tan solo unas  horas en avión desde Madrid o Barcelona y a un paso en ferry de la costa gaditana, sin embargo, la sensación al pisar la ciudad es la de haber cruzado mil mundos. Crisol de culturas, a caballo entre dos continentes, reposa tranquila a orillas del Mar Mediterráneo. Por sus calles han deambulado infinidad de viajeros, artistas, pintores, escritores y fotógrafos que han admirado la belleza singular de este rincón africano.

Aquí la vida, como en casi todas las ciudades de Marruecos, transcurre ajetreada y bulliciosa. Uno se puede perder fácilmente por los zocos de la medina, muy animados, o sentarse a tomar un té en alguno de los numerosos cafés o terrazas que circundan las plazas de la ciudad y contemplar el ritmo frenético de los transeúntes. Pero además, el viajero también se podrá relajar, entre tanta agitación, contemplando la bahía desde el “Borj El Baroud” y si hay suerte, en un día despejado, alcanzar con la vista la costa gaditana.

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *