Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Viajar a Laos: Luam Nam Tha

0 0

Desde Muang Noi tuvimos que volver a coger el barquito hacia Nong Khiaw y montarnos en un local bus hasta Udomxai una ciudad mas bien fea a pocos kilometros de la frontera con China.
Decidimos hacer noche aqui ya que todavia nos quedaban cuatro horas para llegar a nuestro destino esperado Luam Nam Tha.

Esta provincia es para el que le gusten las excursiones, el trekking, Kayaking, escalada, bici y deportes en la naturaleza en general. Es zona protegida y contiene algunos de los bosques mas extensos y densos del pais (2224 km cuadrados). Tien unas 39 etnias locales y tambien se pueden combinar las excursiones deportivas con las culturales y acercarse a estos pueblos de la montanha.

Hice un trekking de dos dias con Ingrid (Noruega), Pabel (Republica Checa) y Linda (Singapur). Este trekking ha sido una de las experiencias mas fascinantes del viaje hasta ese momento. Trepar por la jungla con nuestro guia (Sim) que nos conducia por elevadas pendientes abriendose camino con un machete era como estar en una peli de Indiana Jones!. Fuera de fantasias, la experiencia es muy estimulante, te das cuentas de que se puede vivir sin nada y que hay lugares muy inhospitos en el mundo (la jungla) donde el hombre puede llegar a desenvolverse con toda la tranquilidad del mundo. Si tienes frio se puede hacer un fuego, si tienes hambre se puede comer cualquier cosa que te ofrezca la naturaleza. Nuestra parada a comer fue genial: preparamos la comida al fuego en cuencos hecos con bambu (en el momento). La comida consistia en sopa hecha con agua, sal, flor de platano,chili y comino todo ello en un recipiente de bambu al fuego. Ademas comimos unas tortillas de vegetales que ya las traian hechas, envueltas en hojas de platano y el mantel donde nos sentamos todos a comer en el suelo tambien era una hoja de platano gigante!!!. Los palillos para comer eran de bambu y tambien nos los hicieron en el momento. Como veis, todo 100 por cien natural, sin conservantes, sin plasticos, sin aditivos, una maravilla!!!


Dormimos en una cabanha en un pueblo en la montanha de etnia akha, visitamos la escuela, vimos a la gente en su dia a dia cocinando, trabajando… pero todo muy silencioso al fin y al cabo, solo eramos cuatro guirisy nuestro guia Sim y lo prefiero asi, no me gustaria que me invadan en mi vida un grupo gigante de turistas con grandes objetivos y curiosidad extrema… Nosotros intentamos pasar en silencio por la escuela y respetar la vida rural de quien vive en la montanha las preguntas siempre a Sim y las sonrisas hacia la gente del lugar siempre parecian bien recibidas…

Los trajes que viste la etnia akha son muy curiosos: oscuros y llevan unos extranhos calcetines que me llamaron mucho la atencion pues son blancos y les llegan hasta la rodilla… con el calor que hace.

Me enternecio ver a los ninhos en la escuela aprendiendo fracciones y quimica. Los pupitres de madera hecho con tablas eran geniales. Los ninhos muy aplicados! Estuvimos jugando un rato con ellos a la hora del recreo y yo hice el ridiculo estrepitosamente intentando saltar una goma, los ninhos casi la pisaban con los ojos cerrados y yo por mas que saltaba… al final lo consegui!!! Juegan a la goma como nosotras cuando eramos pequenhas pero ellos juegan a pisarla!

Tambien dan clases de cultivo de arroz, actividad esencial en la vida de un laosiano teniendo en cuenta que la mayoria de la poblacion vive del cultivo. Otra cosa que llama la atencion de los pueblos es que gallinas, gatos y cerdos etc viven juntos en armonia…no me canso de decirlo… cuanto aprender de los animales laosianos.

Por la noche nos duchamos en el rio exactamente igual que lo hacen ellos, nosotras con pareo y ellos en calconcillos, creo que ha sido lo mejor del trekking para mi.

Al dia siguiente toco Kayak, unos 20 kilometros de bajada del rio Nam Tha. Fue precioso, nos banhamos, tomamos el sol, dijimos Sabaidee (saludo local) unas 300.000 veces a los lugarenhos que paseaban, pescaban, lavaban o jugaban en el rio y comimos en una playa fluvial al mismo modo del otro dia, sentados en hojas de banana y usando cuencos de bambu…

Recomiendo al 100 por cien esta experiencia y esta zona de Laos, de hecho, a dia de hoy (ya casi dos meses de esto) recuerdo haber repetido mas de diez y once veces esta aventura y recomendado a cientos de viajeros que me he encontrado por el camino y que se dirigian a Laos… Creo que todos han visto en mis ojos tanta emocion que han ido hacia alla sin pensarlo, muchos me han escrito para decirme que estuvieron y que ha sido The best!

Me dio mucha pena separarme de los chicos pero al dia siguiente volvimos a encontrarnos y juntarnos todos en el autobus de vuelta  a Luang Prabang, somos una gran familia!!!!!

0 Responses
  • María
    15 02 , 2011

    Maribel, Sí, las cosas han cambiado algo aunque la esencia del lugar sigue siendo muy pura. Las sonrisas, las miradas de extrañeza en algunos casos, la simpatía y las ganas de conocer al intruso (turista 😉 Todo eso ya no queda ni rastro en Tailandia por ejemplo, me encantó Laos! Muchas veces, viajábamos en furgoneta y en medio del camino rcogían a pasajeros cargados con niños, pollos, bolsas de comida… ellos pagaban nada evidentemente y iban sentados encima de las mochilas, en el suelo… donde podían! Pero si te montas en un bus local pagarás lo mismo que ellos claro :)Gracias por compartir tu viaje!Un Saludo

  • Trotamunda
    7 02 , 2011

    Que recuerdos me trae tu crónica! Viajé por Laos en 2003, casi dos meses de aventura. Parece que algunas cosas han cambiado, como que los turistas tengan que pagar más que los laosianos por las mismas cosas, supongo que efecto del descubrimiento del turismo. Yo viajé desde la frontera hasta Luang Nam Tha remontando un río, en lo que fueron dos días de maravilloso y no del todo cómodo viaje. Al año siguiente unos amigos quiesieron hacerlo y el río solo llevaba agua para hacer la mitad del recorrido. Laos me dejó un muy grato recuerdo. Un saludoMaribel

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *