Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Hanoi: motos, caos ¡ Vietnam!

La ciudad de Hanoi es nerviosa y frenética, sobre todo el «old quarter». Este barrio céntrico consiste en un entramado de calles estrechas que confluyen laberínticamente haciendo muy difícil la orientación al viajero ¿será que estoy perdiendo facultades? 😉

Cada calle lleva el nombre de un gremio ya que antiguamente estaban ocupadas por herreros, fabricantes de seda, de juguetes, ¡lotería! ¡Incluso tienes el gremio de los fabricantes de lápidas! Los gremios se siguen manteniendo en muchos de los casos: ropa, zapatos… Hanoi es un lugar estupendo para ir de compras (o de lápidas :)), eso sí, preparate a regatear o «conversar enérgicamente».

Las calles más bonitas para mí son las de marionetas, lámparas artesanales y las de juguetes.

Si Hanoi tuviera una banda sonora sería piii , pii , pii, piii, piiii. La ciudad está atestada de motocicletas, no hay coches, solo taxis, y el caos es tan grande que cruzar una calle por muy estrecha que sea se puede convertir en deporte de riesgo, ya que el peatón es lo último quien se respeta en esta ciudad donde peligra tu vida a cada paso.

Ejemplo:

Un vietnamita se para en un semáforo pero solo para mirar si puede pasar. Si vienen 278 motos por la izquierda y 300 por la derecha decide pasar (creo que solo se detendría si viniese una apisonadora gigante, un elefante, un dragón o un tigre de Bengala enfurecido corriendo hacia él. Pero si tú, iluso peatón, decides pasar en el momento que el vietnamita se ha detenido, entonces él acelerará y pasará desafiando a apisonadoras y tigres… Nunca, nunca,OSADO peatón, decidas pasar por delante de una moto vietnamita arrancada, ¿¿quién te crees?? Así de difícil es la vida del viandante en Hanoi. Tienes que correr, saltar, pararte en medio de la carretera si es necesario para dejarles pasar, retroceder, cerrar los ojos… esas cositas tan normales, para cruzar una calle.

Ese mismo nervio que les caracteriza conduciendo lo tienen los de Hanoi en todo momento… a veces me da la sensación de que han pulsado el fordaward, sí, esa antigua aplicación que tenían los casettes y los vídeos VHS donde la imagen y el sonido iban rápido… pues así es la ciudad para mí…

Pero también se pueden encontrar lugares apacibles que hacen que te sientas doblemente agradecido. El lago Hoan Kiem, es uno de los pulmones de la ciudad y un remanso de paz en medio del caos. Aquí pasean parejas de enamorados, niños con globos, vendedores de cualquier cosa y parejas de novios tomándose la foto de bodas con trajes poco discretos con abundantes volantes y labios rojo intenso… Pictórico si te gustan la fotos…

Y por la tarde, vuelvo a encontrar la tranquilidad en el teatro de marionetas de la ciudad thanglongwaterpuppet.org . Las marionetas de agua son una de las mayores expresiones artísticas de Vietnam. Su origen se encuentra en los campos de arroz donde los hombres y las mujeres construían estos muñecos con madera de higuera (que se pudre menos con el agua) y los esmaltaban con vivos colores para entretrener a niños y adultos al final de la jornada laboral. Hoy día, en cualquier rincón de Hanoi y de Vietnam se pueden encontrar lindos espectáculos de marionetas de agua allá donde haya una piscinita o un pequeño estanque. El gran espectáculo para turistas (al que yo fui) se puede encontrar en el Teatro Than Long en la ciudad al lado del Hoan Kiem. El espectáculo es inolvidable pero recomiendo sentarse en las primeras filas porque si no, no se ve nada. Con una pagoda de fondo y una banda de música en directo, los hombres se esconden detrás de la escenografía cubiertos de agua hasta las rodillas para dar vida a las marionetas que salen a escena enganchadas por un palo muy largo de dos o tres metros que va sujeto a la base del muñeco y que queda sumergido invisible en el agua durante toda la representación.

Las escenas que se representan tienen que ver con la vida en el campo, la simbología sagrada del dragón luchando con otros animales, hadas bailando, canoas compitiendo, niños nadando… todo acompañado de un juego de luces y música en directo, música asiática… calmada y lenta en coasiones y estruendosa y vibrante en otros momentos.

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *