Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Conversando con un monje budista en Wat ek Phnom, Camboya.

En este templo de Wat ek Phnom, situado al norte de Battambang hemos conocido a Sovanna un monje de 19 años que se acerca a nosotros risueño y nos pregunta de dónde somos:

– De España. –contestamos.
– Entonces, ¿por qué tenéis diferente color de piel?  -lo dice por Yvette y por mí.

Es el principio de una larga conversación y un agradable paseo.  Nos cuenta que estudia inglés e hindi en la Universidad de Battambang y en sus ratos libres enseña inglés a niños en Battambang. Cuando termine la universidad está casi seguro de que dejará la vida espiritual y buscará un trabajo, quiere ser profesor de inglés.

En el sudeste asiático los chicos están obligados a recibir una educación espiritual orientada al budismo. Los niños ingresan de pequeños y reciben esta doctrina como una filosofía de vida más que una religión. En algunos casos, se hacen monjes budistas porque supone una salida a la pobreza y una forma de recibir educación. A la edad adulta, tienen la posibilidad de elegir si continúan con su vida espiritual o comienzan a llevar una vida normal.

Es por eso que por las calles de Camboya ves muchos jóvenes monjes, el hecho de que puedan elegir si quieren continuar con esa vida o comenzar una nueva me parece francamente bien  ya que proporcionan a los niños y jóvenes la posibilidad de recibir educación y una manutención durante su juventud. Es una forma de educar a la gente sin inculcar dogmatismo y al mismo tiempo proporcionar sabiduría y educación sin obligaciones para con ninguna institución, pues el budismo, desde mi punto de vista es una filosofía, «a way of life«.

Sovanna nos ha llevado a una cueva “Killing Cave” donde los Jemeres Rojos arrojaban los cadáveres de los camboyanos. Todavía se conservan esqueletos y calaveras con agujero en la frente, es inquietante. La cueva está custodiada por un buda gigante en actitud cansada, tumbado… velando por los muertos.

Sovanna y sus amigos (a estas alturas se nos han unido un auténtico ejército de monjes adolescentes) nos preguntan por la economía en España y por nuestras costumbres matrimoniales (ese tema les hace mucha gracia). Me planteo que todos serían excelentes periodistas.

0 Responses
  • Anonymous
    23 01 , 2011

    Mr J, entré por Luang Prabang y visité el parque nacional de Luam Na Tha además de otras zonas de la montaña increíbles. Evité Vang Vien pero bajé en autobús directa a Vientián desde Luang Prabang y aluciné con el paisaje y los bloques de roca karstica… Gracias por compartir consejos y aventura!!

  • MR. J
    11 11 , 2010

    Hola te animo que visites las zonas mas remotas de LAos, lo hice a principios de anyo y ya aburro a la gnete diciendo cuanto me gustó 🙂 entra en laos por el norte , visita luang prabang Y ciertos pueblos al norte a varias horas en barca). vang vien esta muy bien pero hay demasiado fiestero. es como el ibiza de laos. pero el bus entre luangprabang y vang vien es increiblemente precioso.suerte!

  • Anonymous
    6 11 , 2010

    Vaya qué curioso, el budista interesándose por la economía en España, cuándo por aquí tenemos al día de hoy la tasa de paro más alta de la UE, pero ni comparación con la economía de subsistencia de ellos. ¡Y qué tren!.AlucinanteBueno y ya veo que aparecen rastros del terror de los khemeres rojos po todos los lados. En algún libro leí, que esos soldados campesinos cuando entraron en la capital y desalojaron de enfermos los hospitales, sacándoles a la calle; los más graves se morían en los caminos, a otros los asesinaban a garrotazos. Espeluznante labor de ingeniería social. Besos

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *